Spaguetti al nero di sepia con gulas, gambas y Vivesoy

Saludable, enérgico y ¡sabroso!

Spaguetti al nero di sepia con gulas, gambas y Vivesoy
  • 30 MIN
  • 4 RACIONES

Ingredientes

  • 500 gr. de spaghetti al nero di seppia
  • Agua
  • Sal
  • 1 cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra
  • 200 gr. de gulas
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 guindilla —opcional—
  • 1 cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra
  • 300 gr. de gambas arroceras
  • Una pizca de sal
  • 1/2 cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra
Para la salsa
  • 150 ml. de nata
  • 150 ml. de Vivesoy Natural
  • 2 yemas de huevo
  • Una pizca de sal
  • Una pizca de pimienta molida

Preparación

  1. Llenar una cacerola con abundante agua, sal y una cucharada de aceite de oliva virgen extra. Cocer la pasta según las instrucciones del fabricante. Colar y reservar.
  2. Poner en un cuenco la nata, el Vivesoy Natural, las yemas de huevo, la sal y la pimienta molida. Batir con unas varillas. Reservar.
  3. Pelar las gambas. Poner en la sartén un poco de aceite de oliva virgen extra y cuando esté caliente, pasar las gambas unos segundos con un pizca de sal. Retirar del fuego y reservar.
  4. En esa misma sartén poner una cucharada de aceite de oliva virgen extra. Pelar el diente de ajo y laminarlo. Cuando el aceite esté caliente, freír el ajo, añadir la guindilla troceada —si optas por usarla— y a continuación echar las gulas. Freír un par de minutos y retirar.
  5. Poner la pasta al fuego en una sartén grande antiadherente. Añadir inmediatamente la salsa de Vivesoy, y remover hasta que se cuaje ligeramente. Incorporar las gambas.
  6. Dividir la pasta entre los platos haciendo un nido en cada uno de ellos. Situar en el centro de cada uno las gulas repartidas. Servir inmediatamente.

CONSEJOS

  • Esta manera de preparar este plato lo hace más jugoso, ya que las gambas y las gulas están en su punto.
  • Compra una buena marca de pasta: es fundamental para hacer de este plato una receta de diez.
  • Me gusta presentar este plato como ves en la foto: pasta por un lado y gulas por otro y que el comensal mezcle. Estéticamente es mucho más agradable que todos los ingredientes mezclados.
  • No se te olvide dejar tu salsa de Vivesoy sin cuajar del todo. Con el calor del propio plato se terminará de hacer y quedará jugosa y perfecta.
  • Vivesoy es fuente de calcio; el calcio es necesario para el mantenimiento de los huesos en condiciones normales.