Paté de aguacate con Vivesoy Original

¡Un tentempié ideal! Repito este paté cada vez que tengo reunión familiar en casa, ¡les encanta! El único secreto para esta receta tan sencilla es usar los mejores ingredientes.

Paté de aguacate con Vivesoy Original
  • 15 MIN
  • 2 RACIONES

Ingredientes

  • 2 aguacates
  • Unas gotas de limón
  • 1/4 de cebolla dulce o de cebolleta fresca
  • 1 cucharada sopera de queso para untar
  • 100 gr. de bonito en escabeche
  • 2 cucharadas de Vivesoy Original
  • Una pizca de sal
 

Preparación

  1. Abrir los aguacates por la mitad con la ayuda de un cuchillo afilado. Clavar el punto central del filo del cuchillo con cuidado en el hueso y, sujetando el aguacate en la palma de tu mano, girar el cuchillo hasta que se desprenda el hueso de la pulpa. El hueso sale clavado al cuchillo: quitarlo con cuidado. Retirar la piel y poner el aguacate limpio y troceado en el vaso de la batidora.
  2. Escurrir el bonito.
  3. Añadir unas gotas de limón, la cebolla troceada, el queso, el bonito, la bebida de soja Vivesoy Original y una pizca de sal (muy poca, el bonito aporta la suya).
  4. Batir todos los ingredientes en un batidora hasta conseguir una pasta homogénea.
  5. Poner a enfriar el paté en un cuenco. Taparlo con plástico transparente, cuidando de que el plástico toque toda la superficie del paté para evitar que éste se oxide y se ponga negro, aunque te aconsejo hacerlo y servirlo inmediatamente para que tenga un color perfecto.
  6. A mí me gusta presentarlo con ayuda de un molde rectangular que tengo para emplatar. Acompañarlo de unos palitos integrales con aceitunas negras y sésamo y tomate natural pelado al que le puedes dar forma con un cortapastas.
 

CONSEJOS

  • Es importante que compres los aguacates con un par de días de antelación para que te maduren en casa. Si los compras ya maduros y tardas unos días en hacer el paté puedes llevarte una sorpresa cuando los abras y encontrarte que están negros por dentro.
  • Si están un poco verdes y tienes que acelerar el proceso de maduración, ponlos en una bolsa de papel o en papel de periódico con un plátano o una manzana, que emiten etileno y ayudan a la maduración. No obstante, el mejor proceso de maduración es el espontáneo de la propia fruta una vez cortada.
  • Muy rico también si sustituyes el bonito en escabeche por mejillones en escabeche.