Roscón de Reyes con bebida de soja sabor intenso

Disfruta del postre más navideño. No te creas que en mi casa solo se come roscón en el mes de Enero. En cuanto pasan los calores del verano y volvemos a la normalidad después de las vacaciones, ya me lo están pidiendo. Me encanta tomarlo recién hecho, y disfruto mucho del proceso, ya que yo misma confito las mandarinas.

Roscón de Reyes con bebida de soja sabor intenso
  • 45 MIN
  • 2 RACIONES

Ingredientes

Ingredientes para 2 roscones medianos La masa de arranque
  • 70 ml. de bebida de soja sabor intenso Vivesoy a temperatura ambiente
  • 10 gr. de levadura fresca de panadero
  • 120 gr. de harina de fuerza
  • 1 cucharadita de azúcar
La masa
  • 18 gr. de levadura fresca de panadero
  • 70 ml. de bebida de soja sabor intenso Vivesoy
  • La ralladura de las pieles de 1/2 limón y de 1 naranja
  • 450 gr. de harina de fuerza
  • 2 huevos grandes
  • 130 gr. de azúcar glas
  • 1 pellizco de sal
  • 15 gr. de agua de azahar
  • 80 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
Para la decoración
  • Huevo batido
  • Azúcar
  • Mandarinas confitadas
  • Guindas

Preparación

La masa de arranque 1. Echar la bebida de soja sabor intenso Vivesoy en un cuenco y poner la levadura dentro, deshaciéndola con los dedos. Remover. 2. Mezclar con el resto de los ingredientes y formar una bola. 3. Llenar un cuenco de agua templada y meter la bola en él. Flotará en unos 10 minutos. Si no flota sigue adelante igualmente con la receta. La masa principal 1. Deshacer la levadura en la bebida de soja sabor intenso Vivesoy a temperatura ambiente. 2. Lavar bien la naranja y el medio limón. Secarlos y rallar sus pieles. Reservar. 3. Tamizar la harina en un cuenco y hacer con ella un volcán. Añadir el resto de ingredientes, excepto la mantequilla, en el centro del volcán. 4. Incorporar además la masa de arranque y la mezcla de la bebida de soja sabor intenso Vivesoy y levadura. Mezclar de manera enérgica con una rasqueta o con los dedos. 5. Volcar la masa sobre la encimera y amasar hasta conseguir una masa uniforme y elástica. 6. Por último, integrar la mantequilla en la masa en dados pequeños —al estar a temperatura ambiente estará blanda— y terminar de amasar. Hacer una bola y dejar en un cuenco aceitado hasta que doble su tamaño (puede tardar hasta 5 o 6 horas). 7. Sacar la masa del cuenco y quitarle el gas amasando durante unos segundos. Separar la masa en dos trozos iguales de unos 500 g cada uno. Hacer una bola de nuevo con cada uno de ellos y dejar reposar durante 10 minutos. 8. Hincar los dedos en el centro de la bola y agrandar el agujero hasta formar el roscón. Dejar colgar la masa de las manos, metiéndolas por el agujero, y girándola para que se abra toda por igual. Si la masa se encoge dejarla reposar durante unos 10 minutos. Colocar sobre una bandeja de horno con papel de hornear. Introducir la sorpresa por debajo y cerrar la masa. Repetir con la otra bola. 9. Pincelar con huevo suavemente y dejar reposar hasta que doblen su volumen (puede tardar algo más de dos horas). 10. Precalentar el horno a 200ºC, calor arriba y abajo. 11. Cuando hayan doblado su volumen, pincelar de nuevo con huevo batido muy suavemente y adornar con frutas confitadas y con azúcar humedecido con unas gotas de agua. 12. Hornear a 200ºC unos 10 minutos. Bajar el horno a 180ºC y terminar de hornear unos 15 minutos más. Cuando esté horneado dejar reposar sobre una rejilla.

CONSEJOS

  • Puedes empezar el roscón la víspera, hasta el paso del primer levado incluido. Después de que haya subido ya de una manera importante, mételo toda la noche en el frigorífico para parar o retardar el proceso. Al día siguiente, sácalo a un ambiente caldeado dos horas antes de ponerte a darle forma, para que la masa se atempere. Dales la forma de roscón, déjalos levar de nuevo dos o tres horas —puede incluso que algo más— hasta que doblen su volumen, y al horno.
  • Recuerda que para esta receta no vale la levadura de repostería empleada para hacer un bizcocho, por ejemplo. Es levadura fresca de panadero, que puedes encontrar ya en muchos supermercados. Si no tienes y optas por utilizar la seca de panadero que venden en sobre, ojo con las equivalencias y las marcas: 1 sobre de levadura seca de 5,5 gramos = 16 gramos de levadura fresca tradicional. La levadura seca es un poco más lenta a la hora de los levados: dales su tiempo.
  • Si usas una amasadora, un robot tipo Thermomix o una batidora sencilla pero con un accesorio de ganchos el proceso se simplifica bastante, ya que la ayuda de la máquina para amasar es estupenda.
  • No se te olvide comprar la harina de fuerza en un supermercado grande, la tienen en casi todos.