Muslos de pollo rellenos con salsa de tomate y Vivesoy

Una receta muy versátil. Cuenta con la suficiente presencia como para ponerla en una comida con invitados, o si lo necesitas meterla en el túper y llevarla al día siguiente al trabajo. Además, congela fenomenal. Yo te propongo un relleno para los muslos, pero puedes ponerle cualquier otro que te guste.

  • 80 MIN
  • 4 RACIONES

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ingredientes

  • 8 muslos de pollo.
  • Un poco de harina.
  • Sal.
  • Pimienta.
  • Aceite de oliva virgen extra.
Para el relleno:
  • 1/2 cebolla tierna.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  • 300 gr de champiñones.
  • 100 gr de lacón o de jamón de York cocido en un trozo.
  • 1 cucharada de queso tipo Phipadelphia.
  • Una pizca de sal.
Para la salsa:
  • 1 zanahoria.
  • 2 tomates maduros.
  • 1 cebolla.
  • 1 pizca de pimienta.
  • 50 gr de Vivesoy.
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra.
  • 300 gr de caldo de pollo.

Preparación

  • Pedir en tu pollería habitual que te deshuesen los muslos. Si no tienes enchufe, puedes hacerlo tu mismo: con un cuchillo no muy grande pero bien afilado ir deshuesando el pollo empezando por un extremo y pasando el cuchillo por alrededor del hueso como si lo estuviésemos pelando.
    El relleno
  1. Freír la cebolla picada muy fina en una sartén con aceite de oliva virgen extra.
  2. Limpiar el champiñón, quitar el pie y partirlo en trozos pequeños. Echarlo en una sartén, con una pizca de sal.
  3. Trocear el lacón en dados y añadirlo.
  4. Incorporar la cucharada de queso. Remover y retirar, para que quede jugoso el relleno.
    Los muslos
  1. Coger el muslo entre las manos con la parte más gorda hacia arriba, y rellenar con una cuchara de café. Cerrar con un palillo para que no salga el relleno, hasta que lo sellemos en la sartén.
  2. Una vez que los tengamos todos, poenrles un poco de sal y pimienta. Pasarlos por harina y dar unos golpecitos a cada muslo para desechar la harina sobrante y que no se nos queme el aceite. Poner harina a la parte por donde hemos metido el relleno. Al freírlo ahora en la sartén evitaremos que se salga.
  3. Poner en una sartén aceite de oliva virgen extra que cubra un poco menos de un tercio de los muslos.
  4. Cuando esté caliente, bajarlo a fuego medio e ir friendo con mimo los muslos para que queden dorados. Reservar.
    La salsa
  1. Poner todos los ingredientes troceados y pelados en crudo en una sartén honda, menos el caldo de pollo y el Vivesoy. Sofreír unos minutos.
  2. Echar el caldo de pollo.
  3. Añadir los muslos. Dejar cocer unos 35 minutos.
  4. Sacar los muslos. Pasar la salsa por un pasapurés o en la batidora, y luego por un colador, para que quede muy fina. Añadir el Vivesoy y remover con unas varillas. Volverla a poner en un cazo para que reduzca. Dejar cocer unos minutos, hasta obtener el espesor adecuado. Servirla de acompañamiento.

CONSEJOS

  • El caldo de pollo de la receta, lo puedes hacer poniendo a cocer diez minutos en una olla los huesos que te han sobrado de deshuesar los muslos, un hueso de jamón y las verduras que tengas por casa: puerro, zanahoria, una patata, un poco de apio y un poco de sal.