Magdalenas de zanahoria con Bebida de Avena Vivesoy

¡Esponjosas y deliciosas! Me encantan estas magdalenas para desayunar cualquier día de la semana, o para que se las lleven mis hijas para su tentempié de media mañana. Lo que más me llama la atención es lo esponjosas que quedan. La zanahoria y la Bebida de Avena Vivesoy le aportan un sabor y una jugosidad a la masa que las hacen muy especiales.

Magdalenas de zanahoria con Bebida de Avena Vivesoy
  • 30 MIN
  • 14 RACIONES

Ingredientes

  • 1 zanahoria grande
  • La ralladura de 1 limón
  • 3 huevos medianos
  • 180 gr. de azúcar moreno
  • 80 gr. de aceite de oliva virgen extra 80 ml.
  • Bebida de Avena Vivesoy
  • 200 gr. de harina normal
  • Una pizca de sal
  • 1 cucharadita de levadura de repostería —unos 10 gr.—
 

Preparación

1. Pelar y rallar la zanahoria. Reservar. 2. Lavar el limón y secarlo. Rallar su piel y reservar. 3. Poner los huevos y el azúcar en un cuenco. Batir con una máquina de varillas durante 5 minutos. 4. Sin dejar de batir ir añadiendo poco a poco el aceite y la Bebida de Avena Vivesoy. 5. Agregar la harina, la pizca de sal y la levadura tamizadas. Mezclar lo justo con la máquina de varillas o una espátula pero sólo hasta que la masa esté bien integrada. 6. Echar la zanahoria rallada y la ralladura de limón. Remover. 7. Verter la masa en las cápsulas de las magdalenas sin llegar al borde. Meterlas a su vez en un molde metálico para muffins. 8. Precalentar el horno a 250ºC, calor arriba y abajo. 9. Dejar reposar las cápsulas en el frigorífico durante 15 minutos —o durante 5 en el congelador—. 10. Bajar la temperatura del horno a 220º C y hornear durante 13 minutos, aproximadamente, calor arriba y abajo, a altura media y sobre bandeja. Vigilar el horno sin abrir para que no se quemen. El tiempo es aproximado. Pueden necesitar un par de minutos más, bajando el horno a 200º C.

CONSEJOS

  • Estas magdalenas congelan muy bien. En cuanto se enfríen envuélvelas en plástico transparente y al congelador. Para usarlas, sácalas un rato antes y las encontrarás tiernas y esponjosas.
  • Usa un aceite de oliva virgen extra de una variedad suave. Si usas aceite de girasol utiliza la misma medida.