Inicio Vivesoy
Recetas de soja
Salud y bienestar
Tendencias

Costa Blanca



Para este mes de septiembre os propongo un destino en el que las playas y rincones que visitaremos os sorprenderán por su encanto. Viajaremos al Mediterráneo y recorreremos la Costa Blanca. La mejor época del año para pasar unos días aquí es septiembre porque las temperaturas no son tan extremas y, además, no hay gran aglomeración de turistas. 

Estas vacaciones serán de relax, si organizamos bien el día, podremos disfrutar de la playa, dar paseos al atardecer y visitar y conocer el encanto diferente de cada una de las localidades por las que viajaremos. 

No importa en qué localidad os alojéis, porque las distancias entre ellas no son demasiado grandes y podréis desplazaros sin problema.

Recorreremos la Costa Blanca siguiendo esta ruta: Torrevieja, Guardamar del Segura, Santa Pola, Alicante, Altea, Calpe... Sobra decir que cada una de estas localidades cuenta con extensas playas de oleaje tranquilo donde poder disfrutar de excelentes jornadas playeras. Lo mejor es disfrutar de la playa por las mañanas y organizar excursiones hacia el atardecer cuando las temperaturas son más suaves y apetece más ir a conocer lugares nuevos. 

En Torrevieja tiene un encanto especial caminar por el paseo marítimo mientras contemplas el Mediterráneo rodeado de un ambiente muy alegre, podrás sentarte en los numerosos bancos que hay a lo largo del paseo y también tomar algo en las cafeterías que lo recorren. Situado en la carretera Torrevieja - La Mata por la costa, nos encontraremos con el mirador de la Torre del Moro, de 23.000 metros cuadrados enclavado sobre el Cabo Cervera. 

 

En Guadamar del Segura os recomiendo pasear por sus dunas, recorrer el paseo marítimo, visitar el Parque Reina Sofía y pasear por sus calles que tienen un encanto especial. 

 

 

En Santa Pola debemos visitar el Parque Natural de las Salinas, el Puerto Deportivo. Es desde Santa Pola desde donde podemos hacer una de las excursiones más interesantes de nuestras vacaciones en la Costa Blanca. Diría que es visita obligada coger el catamarán (tabarquera) desde el puerto para visitar la maravillosa y distinta isla de Tabarca. El trayecto dura más o menos media hora, durante este tiempo contemplar el fondo marino del Mediterráneo a través del "suelo transparente" del catamarán, hará una delicia del paseo en barco. Pasaremos todo el día en la isla bañándonos en sus aguas cristalinas, visitando el casco antiguo de la isla y degustando el tradicional "caldero".

En Altea, caminar por sus callejuelas, rodeado de un "blanco inmaculado", tiene, desde luego, un gran encanto. Hemos de visitar la parroquia de Nuestra Señora del Consuelo, la iglesia ortodoxa rusa que desprende belleza desde su interior a su exterior. 

 

En Calpe, además de pasear por sus calles y visitar las salinas, la visita por excelencia es visitar el gran Peñón de Ifach. Por supuesto las mejores vistas de la ciudad las puedes contemplar desde aquí. Subir es una experiencia inolvidable (es muy recomendable llevar calzado que agarre bien) es como visitar el "testigo mudo" de toda la ciudad. 

 

 

 

 

 

Por: Nany Rincones del mundo.

 

También te puede interesar:

Madeira, la isla donde siempre es primavera

Chiang Rai, Tailandia

La receta del día
Sanas verduritas al vapor acompañadas con una deliciosa salsa
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y recabar datos de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.